Sexta Estrella

La sexta estrella llegó en la temporada 1978-1979, con una gran tristeza para el fútbol mexicano.

Con el fallecimiento de Don Guillermo Alvarez Macías en 1976, La responsabilidad estratégica recayó en su hijo, el Lic. Guillermo Alvarez Cuevas, quien acompañaba a su padre en las anteriores gestiones deportivas y administrativas del club.

Los principales retos fueron cubrir las posibles salidas de Kalimán y Quintano, estas fueron cubiertas por Miguel Angel Cornero y Carlos Jara Saguier.

Además de incorporar al trío de atacantes formados por el Chaplin Ceballos, Rodolfo Montoya y Horacio López.

También fue el inició de la leyenda Ignacio Trelles, quien había dejado  la selección nacional para incorporarse al equipo Cruz Azul en 1976.

La Final se jugó contra los Pumas en el Estadio Azteca, doblegándose por marcador de 2-0 con goles de Carlos Jara y Horacio López. Así nacía la esperanza de volver a la senda de gloria