Historia de un equipo grande: Los inicios

 

La Máquina Celeste de Cruz Azul cumple 93 años de historia. Aquel 22 de mayo de 1927 se recuerda como el día en que nació un equipo grande.

La historia comenzó con un grupo de trabajadores cementeros prefiriendo el futbol sobre el beisbol, hoy es uno de los cuatro equipos más grandes del país. 

Comienzos

Un poblado hidalguense llamado Jasso, rico en yacimientos de minerales calizos, llamó la atención de los inversionistas ingleses finales del siglo XIX. El británico Henry Gibbon decidió construir una fábrica de cal hidráulica, que posteriormente se convertiría en la cementera La Cruz Azul. 

Los trabajadores de la cementera, quienes eran, en su mayoría habitantes de Jasso comenzaron a practicar diferentes deportes.

La historia nos remonta a 1927, cuando el doctor Carlos Garcés comenzó a difundir la práctica del futbol. 

Sector amateur

En 1934, 192 trabajadores refundaron la cementera como Cooperativa. Al mismo tiempo, el futbol ya era parte fundamental del la vida de los habitantes de Jasso, por lo que se decidió inscribir al equipo a la Primera División Amateur, para competir en el sector de Hidalgo. 

Nuestro debut fue ante Jilotepec, al que derrotamos anotándoles 16 goles. 

Ganamos el primer campeonato en el sector amateur en 1935 y conseguiríamos 14 más en el siguiente cuarto de siglo. 

La Máquina tuo un crecimiento exponencial, llegamos a representar al estado de Hidalgo a nivel nacional.

Segunda División

Cruz Azul y su rápido crecimiento tuvo la necesidad de pertenecer al sector profesional, sin embargo, no sería fácil. 

De la mano de Don Guillermo Álvarez Macías y de los buenos resultados del equipo, fuimos invitados a disputar la Copa Presidencial. Ganar dicho copa, nos garantizaría jugar en la segunda división. 

¡Y lo logramos! Luego de vencer a Zamora en la final, conseguimos el boleto a la división de ascenso. 

El ascenso

Con Jorge Marik como DT y Don Guillermo Álvarez Macías al mando del equipo, comenzamos a tener buenos resultados en segunda división.

Además, se incorporaron al equipo jugador que, a la postre, serían históricos: Héctor Pulido y Fernando Bustos. 

Luego de un arranque casi perfecto en la temporada 63-64, con 12 encuentros sin conocer la derrota, Cruz Azul se perfiló como serio candidato al ascenso. 

El 19 de enero de 1964 y luego de jugarse la última jornada del torneo, vencimos a Zamora siete goles a uno, pero teníamos que esperara al resultado de Poza Rica. 

Fueron momentos de angustia, pues en el poblado no había televisión ni forma de comunicarse a Veracruz para conocer el resultado.

Contaba Raúl Arellano que alguien recordó tener un teléfono en la fábrica. Algún aficionado con familiares de Orizaba llamó rápidamente y confirmó la derrota de Poza Rica, haciendo así a Cruz Azul un equipo de Primera División. 

 

Consulta nuestra sección de Noticias y nuestra cuenta de Twitter para estar enterado de la actualidad de La Máquina.